PRIMER DIAGNÓSTICO: ANSIEDAD – 24 Septiembre 2015
Hospital de Torrejón

Llegó el día de la cita con neurología en el hospital de Torrejón por parte de la Dra. Mª José Gil Moreno. No quiero extenderme mucho pues ya es conocido lo que pasó y desencadenó este día para mí ya que realmente se cometió negligencia médica en esta consulta. El post está redactado con mucha posterioridad (a pesar de en la fecha de publicación siempre muestre la del momento del relato) y cada nuevo paso médico que doy me muestra la falta de profesionalidad y empatía de la mayoría de doctores con esta enfermedad.

Lo que muchos conocéis y he tratado de resumir en mi anterior post se lo narré detalladamente con serias dificultades en cuanto a la fatiga que me producía hablar mermada además con mis clásicos nervios en cualquier consulta médica. Tras ello me realizó una exploración neurológica básica que cualquier reconocimiento médico laboral la supera: seguir el dedo, cerrar ojos, contar dando palmadas encima de la cabeza (nótese que luego indicó que no me fatigaba y antes de llegar a la 30 estaba exhausto), reflejos (en mi opinión exagerados), etc. Con esto y tras reiterarle que observara mi ya atrofiado dedo índice, hablamos de lo que ya expliqué anteriormente de que cualquiera tendríamos motivos para sufrir cierta ansiedad en nuestro día a día y que en mi caso pues este verano se habría agudizado, pero que yo dudaba que fuera por eso. Así, diagnosticó ansiedad, recomendándome la toma de orfidal en momentos de crisis ansiosas aprovechando yo para repetirle que este era mi estado continuo: sustos, labilidad, fatiga al hablar, torpeza, … sugiriéndome que pidiera consulta privada de psicólogo si quería ayuda ya que la Seguridad Social no cubre dicho campo. En lo referente a mi dedo, que podía solicitar cita en traumatología pero que (palabras literales) “no me harían ni caso”.

Con este diagnóstico de un supuesto profesional añadido a hablar con compañeros de mis equipos de fútbol que habían tenido problemas diversos por culpa de la ansiedad y la nueva visita al médico de cabecera a comentárselo (me dijo que si no mejoraba en un par de meses no quedaba otra que los ansiolítico), no me quedó otro remedio que creérmelo.

Cometí el error de con la excusa de no dejar sola a Kira pues dejar de correr por mi cuenta, leer aún más, relajación con música, etc e incluso al seguir notándome cada vez más torpe, apenas jugar con mis equipos para no cagarla y que nos costara un gol en contra. Hoy sé que fue “mi” mayor error, pero no puedo ni debo culparme por ello.

#JuntosVenceremosELA

Juntos Venceremos ELA
Juntos Venceremos ELA
Jorge Murillo, maño, ingeniero de Teleco afincado en Torrejón de Ardoz, futbolista desde los 8 años y enfermo de ELA. Quiero que esta sea la web de TODOS y que JUNTOS colaboremos a dar visibilidad a la enfermedad para lograr fondos que permitan investigan y lograr más pronto que tarde VENCER a la ELA.

1 Comment

  1. ludy Elena dice:

    Hola amigo ufff q contarte q el 14 de marzo, me an diagnósticado con esta enfermedad tan devastadora y arruina la vida de cada persona. Yo e llorado muchísimo soy una mujer alegre divertida me encanta la vida luchadora y soñadora y esto me superó esto arruinó mi vida me an cortado las alas no camino bien tengo afectada la pierna izquierda y tengo mucha fe de q salga algo que nos llevé a vivir mejor. Y sin pensar en lo degenerativa q es la enfermedad un fuerte abrazo y tendremos q luchar. Para no ser invisible. En esta enfermedad muakkkk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *