DANIEL DE LA SERNA

FISIOTERAPEUTA ESPECIALIZADO EN PSICONEUROINMUNOLOGÍA CLÍNICA (90€)

14 Marzo 2016

Siguiendo la recomendación de Charo Ariza, directora de Crene, que nos dio desde el primer día aun sin haberle dado tiempo a ella de contactar con él para un tema personal, conseguimos concertar una cita con varias semanas de antelación con el ocupadísimo Daniel de la Serna, un fisioterapeuta especializado en psiconeuroinmunología clínica, que no nutrición, aunque estén estrechamente relacionados.

Además, este fin de semana, nuestro “hermano” Víctor Piqueras nos recomendó y envió el libro “El placebo eres tú” de Joe Dispenza, que trata este enfoque de las enfermedades y la influencia de la mente en cada uno de nuestros actos, que Marimar ya empezó y en un día llevaba ya casi 100 páginas y le encanta.

La charla fue increíble, realmente fue la primera vez que alguien me explicaba (y muy bien, con dibujos y todo) algo sobre mi enfermedad. Resulta que la ELA no es una enfermedad autoinmunitarias como la Esclerosis Múltiple, por ejemplo, y que afectan al sistema nervioso central, sino que es autoinflamatoria. El daño realmente no se produce en la neurona motora por la que viaja el impulso eléctrico con la información del cerebro para mover el músculo, sino otra célula llamada astrocito que regula la sinapsis entre dos neuronas. Dicha célula muere y por tanto las condiciones de toxicidad, moléculas, etcétera que debería haber en esa zona (Glutamato, IL-10…) no son las adecuadas y el impulso no puede transmitirse.

Daniel me realizó varias preguntas sobre hábitos y pequeños detalles a los que no solemos prestar atención, destacando mi flora intestinal, enfermedades infecciosas contraídas desde pequeño (amigdalitis, otitis,…) para estimar la ingesta de antibióticos durante toda mi vida, sangrado de encías, así como anotó los valores de dos sustancias de mi última analítica: homocisteína y ácido fólico. La primera, a pesar de que todo en la analítica está correcto, no recuerdo el motivo pero en enfermos de ELA es importante su valor y para Daniel, estando en la normalidad, dada mi enfermedad está en un valor relativamente elevado a tener en cuenta.

Entre las recomendaciones habladas y comentadas así en general podemos distinguir las de ámbito físico, psicológico y nutritivo.

De la parte física reconfirmar lo que todos me recomendaban hasta ahora: no parar, pero sin pasarse. Moverse, ejercitar y fortalecer pero con unos límites que no me hagan estar luego varios días hecho polvo. Mi idea de empezar gimnasio para hacer bici, desestresarme y usar aparatos para mover los músculos más débiles sin sobrecargarlos es compartida y recomendable. Destacar los ejercicios de diafragma por su vital papel e importancia.

Psicológicamente hay que estar animado, optimista y comunicarme con mi cuerpo para hacerle ver que necesito que siga funcionando y moviéndose. Al hilo de esto trata el libro que os mencioné al principio. Igualmente no hay que negar que es una enfermedad que causa miedo y no hay que ocultarlo. Hay que exteriorizarlo y hablar de ello, pero no dejar que nos domine. Hablar cuando YO quiera. Para ella los deberes semanales que tenemos Marimar y yo son hablar una hora a la semana sobre esto, en la que me pregunte cómo estoy, qué dificultades he tenido y qué emociones, pero el resto del tiempo “me busco la vida” para frenar los miedos, emociones y frustraciones. El día a día debe ser como hasta antes de la enfermedad, con naturalidad salvo lógicamente esas dificultades físicas que tengo y requieren de ayuda o paciencia y tiempo para llevar a cabo ciertas acciones cotidianas.

En lo nutritivo es lo que analizará más al detalle, pero de entrada hay que dejar a un lado todo tipo de lácteos ya que la Lectina presente en ellos actúa negativamente sobre la molécula mTor involucrada en la propagación del impulso nervioso por las neuronas. El tan deseado azúcar y todo lo refinado también es inflamatorio y lo que no recomienda es volverse vegetariano, ya que lo que más necesito para regenerar células son proteínas y las vegetales no serían suficiente para mi aporte necesario. Como la enfermedad provoca muerte celular, necesito nutrientes que ayuden a la regeneración celular (que se realiza de por sí) y ayudando a que dicha regeneración sea en neurona, neuronal y a la neuroprotección. Para lo primero, regeneración neuronal, hay varias sustancias que ayudan a ello como la citada IL-10 la cual tiene efecto antiinflamatorio. Para la neuroprotección un nutriente que ayuda a ello son las grasas, por eso hay que saber qué grasas es bueno  comer, pues el cerebro está formado en un alto porcentaje de grasa. Si tenéis un rato os recomiendo este vídeo de Daniel de la Serna sobre “Dieta antiinflamatoria”

(Dieta antiinflamatoria – Daniel de la Serna

Pero de toda la conversación sobre todo me quiero quedar con el enfoque que me ha dado cuando le hemos comentado mi necesidad y frustración con el deporte y que las “dietas” recomendadas se asemejan a las de los deportistas es que debo ser un deportista profesional. Ejercicio diario (con mis limitaciones), control de lo que como y cuando como, descansar bien y lo necesario y realizar actividades que me apasionen y llenen por dentro.

Se ha comprometido a enviarme un informe con sus pautas y recomendaciones tras, lógicamente, estudiar más a fondo la patología de la ELA ya que apenas ha tratado casos, al contrario por ejemplo que enfermos de esclerosis múltiple. Espera tenerlo sino al día siguiente a comienzos de la semana que viene porque se va a  Oviedo a impartir unas clases. Posteriormente ya nos veremos cada 2-3 meses. (Al día siguiente ya lo tenía)

Vamos a luchar poniéndole todas las trabas del mundo a la enfermedad con la ayuda de expertos bien formados, informados, implicados y con experiencia y fundamentos sólidos en los que respaldarse como es el caso de Daniel.

#JuntosVenceremosELA

Juntos Venceremos ELA
Juntos Venceremos ELA
Jorge Murillo, maño, ingeniero de Teleco afincado en Torrejón de Ardoz, futbolista desde los 8 años y enfermo de ELA. Quiero que esta sea la web de TODOS y que JUNTOS colaboremos a dar visibilidad a la enfermedad para lograr fondos que permitan investigan y lograr más pronto que tarde VENCER a la ELA.

2 Comments

  1. 🙂

    Esta genial tu redacción y hay demasiadas información que no
    sabía que me has enseñado, esta genial..
    te quería corresponder el espacio que dedicaste, con unas infinitas gracias, por preparar a personas como yo jijiji.

    Besos

    • Hola
      Muchas gracias por tus palabras. La verdad es que pude seguir esa dieta apenas dos meses, porque es complicado organizarse en casa y porque mi enfermedad ha ido muy rápido.
      Has sido diagnosticada hace poco? mucho ánimo y aquí me tienes
      un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *